Cetona de frambuesaRaspberry Ketone

Qué es la Cetona de frambuesa

La cetona de frambuesa, el principal compuesto aromático que se encuentra en las frambuesas. Este compuesto regula la adiponectina, una hormona que el cuerpo utiliza para regular el metabolismo. Al tomar la cetona de frambuesa en dosis concentradas, se consigue una aceleración del metabolismo que ayuda a que las grasas se quemen más rápido.

Durante siglos las frambuesas se han usado en la medicina popular para tratar una gran variedad de síntomas, como por ejemplo las llagas en la piel, resfriados, anemia… En los años 60 se descubrió que algunos componentes de las frambuesas tienen efectos antioxidantes muy fuertes, pero no fue hasta hace muy poco cuando se ha comercializado en dosis concentradas en formato de píldoras o pastillas.

Su fama le llegó en los Estados Unidos, de la mano del Dr. Oz, cuando en un programa de televisión de máxima audiencia un doctor muy popular afirmó que era el “quema grasas milagro”. Al asociarlo de esta forma tan contundente con la pérdida de peso, se ha convertido en todo un fenómeno de masas, primero en América y ahora en Europa.

¿Cómo me puede ayudar?

Frambuesas contenedoras de cetona
Tomar dosis concentradas de cetona de frambuesa nos ayuda a adelgazar, junto con una dieta controlada y algo de ejercicio físico. Ya sabemos que no existen pastillas milagrosas, por mucho que lo afirme un doctor en la televisión, pero desde luego que conseguiremos resultados en menor tiempo ayudándonos de cetona de frambuesa. Adelgazar será un proceso más llevadero.

La adiponectina concentrada en el producto no solo es buena para la pérdida de peso. Una mayor presencia de esta hormona reduce las alteraciones metabólicas que podrían dar lugar a la diabetes de tipo 2, obesidad, aterosclerosis, enfermedad del hígado graso y el síndrome metabólico.

Los estudios dicen que en una semana se pueden ver los resultados. Cuanto más tiempo mantengamos las tomas, junto con dieta y ejercicio, mejores serán los resultados.

¿Realmente funciona?

No existen estudios contrastados que lo demuestren, sin embargo, lleva más de dos años comercializándose y la gente afirma que funciona. Sienten sensación de saciedad, lo cual ayuda a comer menos, aumento de energía y algo más de sed de lo habitual, lo cual es bueno para llegar a beber al menos 1,5 litros de agua diarios. No hay que olvidar que actúa como complemento a una dieta y una rutina de ejercicio. Sin esto, evidentemente no funcionará.

¿Tiene efectos secundarios?

No existen suficientes estudios que puedan decirnos si realmente tiene efectos secundarios. En los años 60, cuando se descubrió, la Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos si realizó un estudio donde se recoge que no hay impedimento para su ingesta. Sin embargo, esos estudios no estaban enfocados a las mismas concentraciones en cetona de frambuesa que las usadas ahora para los métodos de adelgazamiento. Existen estudios de poca calidad que enfrentan sus conclusiones, haciendo dudar de todos ellos. En lo que a la experiencia de las personas se refiere, al escribir este artículo no hemos encontrado referencias en internet de experiencias negativas en cuando a efectos secundarios.

Compartir: Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Artículo escrito por